Comprar overlock

Comprar overlock o máquina de coser: ¿qué me conviene más?

En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre una remalladora y una máquina de coser, y aclarar algunas dudas que te pueden surgir si estás pensando en comprar overlock.

Comprar overlock

Te recordamos que en esta misma web puedes encontrar análisis de los modelos de máquina overlock más populares.

¿Qué es una overlock?

Una overlock, también conocida como remalladora, es una máquina capaz de coser con dos, tres, cuatro o incluso cinco hilos, que de una sola pasada cose varias capas, corta el sobrante y crea una “malla” de hilo sobre la costura, haciendo que el acabado sea perfecto.

Dicho así a lo mejor no lo entiendes, pero si ves esto seguro que sí:

Costura overlock

Eso es una costura con overlock, más concretamente una puntada básica con una aguja y tres hilos. Las costuras profesionales, como las de las camisetas o los vaqueros, se realizan con este tipo de máquinas. Dale la vuelta a una camiseta o a unos pantalones para ver la costura y lo podrás comprobar fácilmente.

El acabado de las prendas con una remalladora es impecable. Las terminaciones, por supuesto, no tienen nada que ver con las de una máquina de coser doméstica. Además, no pliegan el género ni deja esas “ondas” que a veces quedan con la máquina de coser.

Como ves una overlock es muy útil para dar un acabado profesional a nuestras labores, pero hay algunas ocasiones en que es más que útil: se convierte en imprescindible.

Es el caso de, por ejemplo, los géneros elásticos o de punto, o también de la lencería. No intentes realizar costuras o remates mínimamente decentes (no ya profesionales) con una máquina de coser porque, o te das mucha maña, o va a quedar una auténtica chapuza.

Para coser estos géneros es absolutamente imprescindible comprar una overlock.

¿En qué se diferencia una overlock de una máquina de coser?

Ya hemos visto las principales diferencias: para empezar puedes coser con un hilo sólo, como con una máquina de coser, pero también puedes utilizar dos, tres, cuatro o hasta cinco hilos, que coge de diferentes bobinas.

Eso no sólo le da un mejor acabado al trabajo, sino que además le permite coser mucho más rápido, siendo habitual ver en una overlock velocidades de 1.300 ó 1.500 puntadas por minuto, cuando en una máquina de coser doméstica la cosa suele estar en torno a la mitad, sobre las 750 puntadas por minuto.

Comprar remalladora

Además, al realizar costuras ya terminadas, eliminas pasos intermedios. Es decir, cuando haces la costura con una overlock ya está terminada, mientras que si la haces con una máquina de coser doméstica (aparte de no quedar tan bien) luego tienes que rematar, cortar, remallar…

¿Qué me conviene más, comprar overlock o máquina de coser?

A menudo nos han hecho esa pregunta, y la respuesta siempre es la misma: no se trata de elegir una u otra, porque no se le da el mismo uso a una o a otra.

Para empezar, no puedes utilizar una remalladora como una máquina de coser normal, así que si necesitas una máquina de coser, te la tienes que comprar. ¡No puedes realizar su función con una overlock!

Si ya tienes una máquina de coser y estás pensando en comprar un modelo con más funciones porque la tuya se te empieza a quedar corta, ahí sí que puedes pensar que quizá te merezca la pena continuar con ella y además comprar overlock.

Todo depende, por supuesto, del uso que calcules que le vas a dar. Si crees que le vas a dar poco uso, quizá te convenga comprar maquina de coser nueva, ya sea mecánica o electrónica, e intentar suplir la overlock con algún tipo de puntada como el zig-zag.

Sin embargo, si utilizas mucho ese tipo de terminaciones, si trabajas a menudo con géneros delicados o finos como el punto, el satén o géneros elásticos, o si pretendes “profesionalizarte”, aunque sea realizando trabajos en principio para conocidos, que sepas que antes o después vas a necesitar sí o sí comprar una overlock.

En resumen

Características de una overlock:

  • Costuras más estables y duraderas
  • Acabado más profesional
  • Cose, remata, corta y remalla de una sola pasada
  • Utiliza entre 1 y 5 hilos
  • Cose mucho más rápido

Si crees que necesitas una overlock o estás pensando en comprarte una, aquí puedes ver los modelos mejor valorados por las usuarias.

Y ánimo, adquirir una remalladora es un gran paso en tu progresión con la costura. 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (18 votos, media: 4,39 de 5)
Cargando…

Pin It on Pinterest

Share This