Partes de una máquina de coser

Partes de una máquina de coser

La máquina de coser es una herramienta de trabajo con la que te debes familiarizar para aprender a usarla con propiedad.

Por eso, es imprescindible que conozcas las partes de la máquina de coser y para qué sirve cada una de ellas. Así, cuando ocurra cualquier desajuste, serás capaz de solucionarlo rápidamente. Si no sabes cómo es o cómo funciona una herramienta, ante cualquier imprevisto te sentirás perdida.

Partes de una máquina de coser

No vamos a tratar aquí de dónde está cada parte concreta o cada componente exterior. Eso varía en cada modelo, así que sería un lío.

Además, ya viene indicado en el manual de tu máquina de coser, así que a él debes remitirte para saber dónde están, por ejemplo, el selector de puntada o el regulador de ancho de puntada. Es más, es algo que deberías conocer bien antes de empezar a trabajar con ella.

Sin embargo, también debes familiarizarte con los componentes fundamentales de la máquina de coser. Evidentemente, no es necesario que te conviertas en una experta ni en un técnico, pero la mejor forma de trabajar con soltura con una herramienta es conociéndola bien, así que ¡vamos a ello!

Partes de la máquina de coser
Partes de la máquina de coser

Las partes de la máquina de coser se dividen en tres grandes grupos, dependiendo de cuál sea su función. Encontramos así los elementos sustentadores, los elementos transmisores y los elementos operadores.

Los elementos sustentadores de la máquina de coser

Como su propio nombre indican, son los elementos que se encargan de sustentar la máquina y sus accesorios, así como otras partes que no tienen otra funcionalidad más que dar sustento al resto de piezas, como el chasis. Podríamos decir que son el “esqueleto” de la máquina de coser.

Los elementos transmisores

Éstos son los elementos que se encargan de transmitir el movimiento. En la máquina de coser, el movimiento es generado por el motor o, si no es eléctrica, por el pedal.

Ese movimiento tiene que ser transmitido a las partes móviles, y en especial a la aguja y la lanzadera, que son en último término las piezas encargadas de realizar la puntada, y el prensatela.

Pues bien, todas las piezas que participan en la transmisión del movimiento desde el motor o el pedal hasta las piezas funcionales que necesitan moverse son los elementos transmisores.

La correa

La correa es el elemento que transmite el movimiento del motor a la polea de la cabeza. Las correas modernas son muy fuertes y resistentes, con lo que no suelen dar problemas.

Antiguamente eran normalmente de cuero, lo que provocaba que de vez en cuando se rompieran o, con el tiempo, que se dilataran dejando de ser efectivas.

No son habituales las roturas, como decimos, pero puede ocurrir. Si sucede, basta con cambiarla. Hay muchas medidas de correas en el mercado y, por supuesto, hemos de utilizar la específica para nuestro modelo de máquina de coser.

Aunque, la verdad, es recomendable que, en caso de necesitar sustituir la correa, lo haga un técnico. Así de paso hará un buen ajuste y revisión, alargando también con ello la vida de la máquina y del repuesto.

La polea

La polea (también llamada volante) es la pieza que recoge el movimiento de la correa y lo transmite tanto al eje superior como al árbol inferior.

Si miras el esquema de la imagen lo verás muy claro: el motor, al accionarse, hace girar la correa, la cual a su vez pone en movimiento la polea. Ésta, al girar, hace moverse a su vez al eje y el árbol inferior.

Los elementos operadores

Y llegamos así a los elementos operadores, que son los que realmente realizan una determinada función en el proceso de la puntada.

Son, por así decirlo, las piezas importantes, y tanto los elementos sustentadores como los elementos transmisores están a su servicio: realizan su función para permitir a los elementos operadores trabajar.

La aguja

Poco hay que decir sobre la función de la aguja, puede verse a simple vista. Está sujeta a la barra de agujas y es la encargada de dar la puntada propiamente dicha.

A pesar de ser un elemento pequeño y aparentemente trivial, su función es importantísima y también tiene sus secretos. De hecho, también conviene conocerlo bien, ya que si elegimos una aguja que no es la adecuada puede darnos serios problemas.

El prensatelas

Otra pieza que tiene poco secreto pero que también es fundamental. Su función es, como su propio nombre indica, sujetar firmemente las piezas de tela sobre las que se va a dar la puntada para que la aguja pueda realizar su trabajo correctamente.

Para realizar esta función de sujetar la tela cada vez que la aguja da la puntada y soltarla para permitir su avance con el arrastratelas, el prensatelas sube y baja rápidamente, al compás de la aguja.

La lanzadera

La lanzadera de la máquina de coser coge su nombre de los antiguos telares, y se llama así porque era la pieza que, enganchada a la hebra de lana, se lanzaba a través de la trama para poder llevar la hebra al otro lado.

En las modernas máquinas de coser se llama igual porque su función es análoga. Es la pieza encargada de crear la lazada en el reverso de la pieza que se cose. ¿No lo entiendes? No te preocupes, es muy sencillo y con este cortísimo vídeo (sólo 26 segundos) lo vas a entender a la perfección. Está en inglés pero no hace falta ni entenderlo:

Otras piezas importantes son los dientes, la placa de agujas, la caja de bobinas o la canilla.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

4 comentarios en “Partes de una máquina de coser

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This